MALTRATO ANIMAL EN ESPAÑA (Auto Juzgado Instrucción nº 1 Lugo)

Exponemos a continuación algunas líneas del Fundamento de Derecho 1º del Auto, de 14 de noviembre de 2017, dictado por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Lugo, cuya Ponente, Doña María Del Pilar De Lara Cifuentes, realiza una magnífica exposición y contextualización del MALTRATO ANIMAL EN ESPAÑA:

“Desgraciadamente, la violencia en nuestra sociedad, es un fenómeno muy extendido y presenta diversas manifestaciones. Pero sin duda alguna, una de las más deplorables y despiadadas caras que es capaz de mostrar la violencia, y evidencia hasta dónde puede llegar la crueldad y la perversidad humana, es la que se ejerce contra los animales. Además, no resulta exagerado afirmar, que quien desprecia la vida hasta el punto de maltratar o abandonar a un animal, habitualmente, también despliega su instinto agresivo contra una mujer, los hijos, menores, ancianos, sus vecinos o contra otros ciudadanos a los que considera inferiores.

Paralelamente, es una realidad indiscutible el escaso interés que hasta el momento se ha demostrado en España por el bienestar animal, siendo uno de los países europeos que dispone de una de las legislaciones " más relajadas" en materia de protección animal, aun reconociendo los pequeños logros conseguidos en la última década, por impulso, cómo también resulta habitual, de la normativa europea, y fundamentalmente, por la presión y lucha denodada, constante e inquebrantable de asociaciones animalistas y ecologistas; posición ésta, la de los Poderes Públicos, que contrasta con la cada vez mayor preocupación social sobre el bienestar animal, sentida no sólo por la evidente necesidad de impulsar una CULTURA BASADA EN LA NO VIOLENCIA, así como en el respeto y en no infligir dolor ni sufrimiento a ningún ser vivo, sino incluso, guiada por el interés más utilitario y egoísta derivado del beneficio que al ser humano, tanto en su perspectiva individual como social, le reporta el poder gozar de un medio ambiente y de un mundo animal saludable, viable, benéfico y sano .

Partiendo de que los animales, son seres sensibles y reconociendo su contribución a la calidad de vida humana, poco a poco, el bienestar animal se ha ido convirtiendo en una inquietud mundial, aunque en España, el panorama, todavía, resulta bastante desolador, si tenemos en cuenta que anualmente, miles de animales son maltratados y abandonados, en ocasiones sometidos a actos de extraordinaria crueldad, mutilaciones, sacrificios innecesarios, inanición o a condiciones higiénicas deleznables, o simplemente, son matados, torturados, extenuados o desechados por inservibles, por una incomprensible diversión en determinados "espectáculos públicos" o "deportivos" . Mientras, el creciente rechazo ciudadano al maltrato animal, que ha ido calando con fuerza en la conciencia ciudadana, no se ve respaldado por un sistema legal que resulte operativo, como revelan los datos oficiales, con arreglo a los cuales, son muy escasas todavía las sentencias condenatorias a pesar de la duplicación de las denuncias por maltrato animal, lo que puede explicarse por múltiples factores, que van desde la falta de formación y sensibilidad entre los operadores policiales y jurídicos, a la falta de formación en Derecho animal, o la no inversión en recursos educativos y económicos que permitan establecer políticas de prevención y de reinserción efectivas […]”.

“La parquedad de la Constitución en este tema se ha traducido también en la escasa actividad del legislador estatal, ya que a diferencia de lo que sucede en la mayoría de los Países Europeos, en España, tan siquiera contamos con una Ley estatal de protección de los derechos de los animales o del bienestar animal”.

“No solo es que no exista una imprescindible norma estatal en materia de protección y bienestar animal, sino que, paradójicamente, bajo la defensa de valores y conceptos sagrados como los de " arte, cultura y tradición ", se toleran, amparan y protegen espectáculos cruentos y festejos populares, patrocinados e incluso financiados por entes públicos, que ocasionan sufrimiento animal, o se dictan leyes que terminan criminalizando a determinadas razas de animales, como potencialmente peligrosos”.

[…] “Consiguientemente, contamos con una dispersa normativa administrativa, cuyo fracaso junto con el de las políticas de prevención, reeducación y concienciación social ha determinado la necesidad de reforzar la PROTECCIÓN PUNITIVA, a través de la tipificación del delito de maltrato animal, objeto de diversas modificaciones hasta llegar a su redacción actual, tras la reforma del Código Penal por la LO 1/2015 de 30 marzo 2015, que sanciona dos conductas delictivas :1) el delito de maltrato (artículo del Código penal ) y 2)el delito de abandono (artículo 337 bis ) Ambos delitos se incluyen en el CAPITULO IV del TÍTULO XVI bajo la rúbrica "De los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos ", lo que ha de llevar al fin de la eterna discusión acerca de cuál sea el bien jurídico tutelado, que no es otro que el bienestar animal o dicho de otra forma, el derecho del animal a gozar de vida, salud, integridad física y psíquica y la ausencia de sufrimientos innecesarios […]”.

Se adjunta el texto íntegro del Auto, cuya lectura es muy recomendable. Igualmente, y ya en lo que respecta al fondo del asunto de la instrucción, se pone de manifiesto el escaso interés tanto de la sociedad como de las autoridades de velar por el interés, jurídicamente protegido, de los animales.


Entradas recientes
Archivo